Martes 21 Septiembre 2021

#NuevaNormalidad Rodrigo Criado: “Los jugadores y jugadoras respondieron muy bien más allá de estos meses de entrenamientos virtuales”.

Volvemos con el repaso de la actualidad de los clubes de nuestra Asociación, y hoy el que toma la palabra es Rodrigo Criado, Preparador Físico de Once Unidos, que nos contará como es la vuelta a las actividades del equipo de “Albiverde”.

Mientras las luces en el club de Parque Luro se lo lleva la incursión del Vóley en la Liga Argentina A1, otro de sus exitosos conjuntos vuelve al ruedo y se prepara para su propio desafío particular: volver a sentirse uno con la cancha, el físico y la pelota.

La vuelta a los entrenamientos en nuestro Handball se está dando de manera progresiva pero con muchísimas ganas. Con el contexto actual como hilo conductor del reinicio de las actividades, Once Unidos se prepara y se vuelve a mover con el objetivo de que en un futuro poder volver a salir al 40 por 20.

Rodrigo Criado, es el encargado de poner a punto a los jugadores del CAOU, y también será quién nos cuente como se viene dando toda esta vuelta, junto a un pequeño bonus track: su experiencia al haber sido parte de los entrenamientos que llevaron a cabo Los Gladiadores a principio de año en nuestra ciudad.

¿Cómo fue la vuelta a los entrenamientos? ¿Cómo respondieron los jugadores y jugadoras del Club?

La vuelta a los entrenamientos fueron llevados a cabo de forma progresiva, ordenada y con criterio tratando de recuperar el sentido social del deporte en primer lugar, y luego recuperando los fundamentos y contenidos fisiológicos y técnicos hablando de forma general y analítica para poder ir progresando en contenidos más particulares y específicos del deporte. Respetando los protocolos establecidos por el municipio y el club.

Se volvió el primero de septiembre, las clases se desarrollaron al aire libre en una de las canchas sintéticas de fútbol que posee el club en la sede.

En el mes de septiembre las clases solo fueron de preparación física sin elementos deportivos y los contenidos que se trabajaron fueron la fuerza analítica de base a través de circuitos intermitentes neuromusculares, la fuerza rápida a través de trabajos polimétricos y trabajos para recuperar la velocidad y agilidad específica del Handball a través de desplazamientos y ejercicios locomotivos.

A partir de esta semana agregamos el entrenamiento con pelota, pero con trabajos de técnica individual sin contacto y cada uno en su cuadrado 7 x 7 para moverse.

Los jugadores y jugadoras respondieron muy bien más allá de estos meses de entrenamientos virtuales, ya la primera semana de entrenamientos hubo una muy buena recepción y asistencia y a medida que fueron pasando las semanas se fueron sumando cada vez más a cada categoría, los entrenamientos están divididos en categorías por turnos de 20 jugadores, el tiempo de clase son de 45' a 50' , tratando no solo de mantener y mejorar las capacidades físicas y técnicas sino también acompañar en esta situación tan anormal para todos, buscando la sociabilidad de los grupos nuevamente entre ellos y nosotros, enfatizando objetivos a corto, mediano y largo plazo.

¿Cómo son los protocolos que se llevan adelante a la hora de entrenarse en el Club?

Los protocolos del club son fundamentales para tratar de no tener carga viral en la sede ni contagios realizando los entrenamientos de forma adecuada y criteriosa en relación a la pandemia del covid19.

Los jugadores ingresan al club con tapabocas, se les toma la temperatura, llegan al lugar de entrenamiento, se sanitinIzan los elementos personales y las manos con alcohol al 70%, luego se entrena en cuadrados individuales 7 x 7 para cada jugador con un espacio para 20 jugadores por turno de 45' a 50 ', con un tiempo de 15' entre que entra un grupo y sale el otro para que no se junten y se aglomeren, además los vestuarios no se pueden utilizar y los baños son desinfectados continuamente por personal de limpieza del club, por último cuando los jugadores se retiran, antes se colocan su tapaboca y se sanitiniza el lugar, los elementos personales y las manos nuevamente, terminado el entrenamiento los jugadores no pueden permanecer en el club y sin uso del transporte público.

¿Cómo lleva un club como Once Unidos la falta de competencia? ¿Este parate obligado afectará en un futuro el andar ganador del club?

Desde el aspecto competitivo, el club Once Unidos es uno de los mejores de la actualidad a nivel local, provincial y nacional en muchos deportes en relación a su competitividad y el Handball no escapa de esos objetivos, que a pesar de que fueron meses de mucha incertidumbre, se volvió a trabajar y gestionar con objetivos claros, deseables y coherentes con gran responsabilidad para mantener el Handball de once Unidos en los primeros planos a nivel local y nacional.

¿Se notaron los meses de inactividad? ¿Cómo se planifica teniendo en cuenta la falta de competencia? ¿Cuáles son los objetivos y motivaciones para el futuro?

Después de unos seis meses con una actividad virtual discontinua y distinta para la adaptación de los jugadores y también nuestra, la vuelta se viene dando muy bien, con una buena adaptabilidad a la progresión de los entrenamientos por parte de los jugadores en relación a la recuperación, mantenimiento y evolución de sus capacidades condicionantes y coordinativas, por tal motivo debemos tener en claro de que todos puedan volver a tener esa simbiosis social como personas que pertenecen a un grupo de trabajo para ir cumpliendo paso a paso los objetivos propuestos por el cuerpo técnico.

A nivel personal, ¿cómo fue la experiencia de haber ayudado a Los Gladiadores en su preparación en nuestra ciudad?

La experiencia con Los Gladiadores fue algo muy especial e importante para mí. Fue una semana de un trabajo muy intenso doble turno, a la mañana la parte física a la  tarde la pelota, de aprendizaje con un grupo humano de jugadores profesionales muy lindo, laburantes, responsables, motivados y por sobre todas las cosas, mucha humildad. Dirigido por un cuerpo técnico muy profesional, trabajador, cada uno trabajando en su área de una manera muy capaz y responsable. Cuando uno está ahí y ayuda, observa,  aconseja y aprende en una selección nacional, agregando, que es la mayor, te suceden sensaciones y emociones importantes como la sensación de sentirse pleno y feliz.

Además tuve la responsabilidad de gestionar todo lo previo a los entrenamientos, era el nexo entre el club y los requerimientos que me pedía el cuerpo técnico de la selección (tener lugares de entrenamiento libres en los horarios establecidos por el cuerpo técnico, hidratación, limpieza de la cancha y de nuestro  impoluto polideportivo), y demás cosas necesarias para que la selección pueda tener de forma adecuada todo a su alcance para sus entrenamientos y preocuparse solo por entrenar.

El gran trabajo que acompañé y observé en la preparación de Los Gladiadores para el torneo sudamericano centro-sur en Maringa (Brasil) se vio reflejado tras haber obtenido el 1 puesto en dicha competencia.

Seguinos en Facebook!

Seguinos en Twitter! @asabaloficial