Jueves 25 Abril 2019

Cinco marplatenses campeones sudamericanos

La semana pasada, en General Alvear, Mendoza, se disputó el Sudamericano de la categoría Menores, en donde Asabal tuvo importante participación con cuatro jugadores y su entrenador del equipo campeón masculino, que alzó la copa en forma invicta.

De Atlántica estuvieron Facundo Dolce (armador de Punto Sur), Franco Timpanaro (pivot de Acha), Juan Manuel Navarro (arquero de Once Unidos) y Agustín Zumpano (extremo de Once Unidos), además del entrenador Bruno Puente.



Argentina venció a Chile 32 a 11 en su debut, luego 30 a 16 a Uruguay, ante Paraguay fue 33 a 11 y en el último partido ante Brasil fue 33 a 24, para festejar ante todo el público local.

Facu Dolce comentó que "estuvo bueno el torneo, competitivo, algunos partidos estuvieron peleados, por ejemplo contra Paraguay y Brasil. Nunca soñé con ser campeón, solo quería llegar a jugar un Sudamericano y teníamos un buen equipo y mucha garra y se dio llegar a la final y salir campeones, esta es la primera vez que me pongo la camiseta argentina y es un orgullo, al igual que representar a Atlántica y a mi club, fue una experiencia inolvidable y poder vivirla es lo mejor".



Por su parte Franco Timpanaro opinó que "fue tremendo, alta experiencia todo, los resultados que se nos dieron y los amigos que se rescatan de torneos así es con lo que me quedo. Cuando vas a un torneo de esas características con los mejores equipos de Sudamérica no pensás que vas a salir campeón, fue un orgullo total poder representar a toda la Argentina".

El arquero Juanchi Navarro contó que "me pareció muy lindo el torneo, además una gran nueva experiencia, nuevas amistades, unión de grupo y comodidad al jugar muy agradable, siempre quise esto, además que uno de mis sueños era quedar en Selección, la otra era salir campeones y fue hermoso el momento que lo pude obtener, muy orgulloso y agradecido por la ayuda que me vienen dando profesores, compañeros, amigos, llegar acá y recibir muchos saludos".



En tanto que Agustín Zumpano dijo que "el balance la verdad es súper positivo, porque poder haber jugado todos los partidos con las dos rodillas rotas, poder aportar cosas para el equipo y haber salido campeón es algo muy positivo que me llevo en esta semana que pasó. La verdad siempre soñé con salir campeón, cuando estábamos en las Concentraciones donde todavía no estaban los 16, siempre pensaba en ponerme la de Argentina y dar la vuelta con la Copa. Después cuando dieron la lista y quedamos mi objetivo creo que era el de todos, salir campeón y pudimos lograrlo".

El extremo de Once Unidos exclamó que "ponerse la camiseta de la Seleccion es algo inexplicable, es una sensación hermosa, te da orgullo y mucha felicidad, cantar el himno, que se te ponga la piel de gallina, es algo único. Haber podido representar Asabal y a mi Club fue algo impresionante, porque sabes que representás a cada persona y es una presión muy grande pero es hermoso porque todas esas personas te apoyan, te acompañan y ayudan a cumplir un sueño. Todo el club me ayudó a estar ahí, mi profesor con todo lo que me enseñó, tanto deportivamente como de persona, mi preparador físico que fue alguien muy importante ayudándome a fortalecer, dándome ejercicios y mucha tranquilidad, también los kinesiólogos y todos mis compañeros que me acompañaron y ayudaron a levantar la cabeza y seguir para adelante que lo que se venía que era algo único".



Por último Zumpano contó que "el domingo cuando llegamos el recibimiento fue hermoso, una sensación de emoción por toda la gente que había sólo por nosotros. Les agradezco a todo Asabal que estuvieron ahí y me hicieron sentir un orgullo inmenso".

Una parte muy importante de este proceso fue el entrenador Bruno Puente, que desde Asabal llegó a la Selección Argentina y acompañó al título de estos chicos; "la experiencia de volver a ser entrenador de la Selección fue un volver a empezar, porque estuve en el 2013 en el primer Sudamericano en Alvear, así que me trajo muchos recuerdos, con las mismas ganas y motivación de siempre, cuando se viste la celeste y blanca es un orgullo, no sólo para mi, sino para la asociación, el club, la familia, los compañeros de trabajo, los jugadores, es una mezcla de cosas".



El hombre de Once Unidos comentó que "la experiencia de volver a ser entrenador de la Selección fue un volver a empezar, porque estuve en el 2013 en el primer Sudamericano en Alvear, así que me trajo muchos recuerdos, con las mismas ganas y motivación de siempre, cuando se viste la celeste y blanca es un orgullo, no sólo para mi, sino para la asociación, el club, la familia, los compañeros de trabajo, los jugadores, es una mezcla de cosas".

En cuanto a Asabal, Puente, quien es Coordinador de las Selecciones Masculinas en nuestra liga, opinó que "el nivel de los jugadores de Atlántica fue muy bueno, con una arquero titular protagonista, referente de grupo, que fue una muralla, no dejó que le hagan un gol de ninguna posición, eso hizo que el equipo pudiera atajar sabiendo que tenía seguridad. Facu Dolce hizo un torneo increible, en el año evolucionó un montón, tomando protagonismo en ataque y defensa, haciendo cosas a las que no estaba habituado a hacer, haciendo un torneo impecable. Franco de Acha en otro rol, con un pivot dentro de un trío, en las Concentraciones se fue soltando y subiendo su nivel y en el torneo explotó, entrenado desde el banco pero aportando continuidad en las contras, en la defensa. En el caso Agustin Zumpano se readptó a una posición como extremo izquierdo, ya que juega de armador y lo hizo muy bien, muy efectivo, tuvo protagonismo en las contras y le tocó compartir el puesto con dos compañeros más, en donde la rotación era indispensable".

Por último Bruno Puente dijo que "es un placer ver como nuestra liga crece día a día en cantidad y calidad de jugadores, de diferente clubes, también había dos chicas en Selección, cuando estás ahí somos del mismo lugar, de Argentina, es lo que tratamos de inculcarles, fue una locura el recibimiento que tuvimos en Alvear en la Final con Brasil, con la cancha repleta, fue increíble".

Dos representes entre las chicas



El Seleccionado Femenino disputó a la par su Sudamericano y finalizó en la cuarta posición, entre las participantes estuvieron Lucía Algamiz (lateral de Acha) y Victoria Recalde (central de Defensa de Tandil).

Argentina comenzó con victoria 23 a 18 ante Chile, pero luego cayeron por la mínima ante Uruguay (18-17), ante Brasil por 19 a 14 y con Paraguay 27 a 20.



Lucía Algamiz comentó que "del torneo me llevo una experiencia hermosa y única, en lo individual me fue bastante bien que es lo que esperaba, en lo grupal como equipo eramos muy unidas y un equipo fuerte pero lo que nos faltó en los partidos fue lo más clave que era la cabeza, por algo terminamos obteniendo el 4to puesto". 

La jugadora de Acha opinó que "vestir la celeste y blanca es lo más lindo que puede haber, pensar que representás al país y a todos los que quieren estar en nuestro lugar, es hermoso por eso hay que defenderla con el corazón y ponerle mucha garra porque nunca sabés cuando la vas a volver a vestir. Me sentí muy acompañada, siempre me mandaban mensajes me apoyaban y desde mi club hasta Asabal, fueron los que me ayudaron a llegar hasta acá así que más que agradecida , mi club es lo mejor que hay, me ayudan y apoyan en todo creo que no hay nada mejor que eso, que las personas que querés te banquen" .

Por su parte Victoria Recalde contó que "el torneo fue hermoso, es una experiencia inolvidable, cantar el himno, jugar con la de bastones es todo maravilloso. Nunca pensé que me fuera a tocar vestir la celeste y blanca a esta edad, me lo tenia planteado pero para más adelante. Representar a la Asociación y al club es algo hermoso, representar y jugar por todos lo que quisieran vertirla es un sentimiento de orgullo inmenso".

Seguinos en Facebook!

Seguinos en Twitter! @asabaloficial