Sábado 15 Agosto 2020

#CharlaTécnica Jeremías Cangiano: “Tenemos la mente positiva de que vamos a poder volver a competir en este año, creo que es lo que todos queremos”

Seguimos recorriendo la actualidad de nuestros clubes de la mano de sus entrenadores, y esta vez fue el turno de Jeremías Cangiano, entrenador de Handball Pompeya, que habló de todo. Desde lo que dejó el 2019, lo que se está viviendo en este año atípico, y su función tanto dentro como fuera de la cancha.

Handball Pompeya dejó una de las grandes imágenes del 2019. Se jugaban los Cuartos de Final de Mayores frente a Once Unidos B en la cancha de Handball Norte. El equipo de Parque Luro llegaba como virtual favorito, pero en la última jugada, Pompeya se iba a quedar con el partido. El festejo fue un desahogo tremendo que les regaló la certeza de sentarse en la mesa de los mejores 4 equipos de As.A.Bal. Sin dudas, ese hito en la historia del club, les dio un parámetro de donde estaba parados de cara al futuro.

Jeremías Cangiano fue parte de ese partido pero, además, también es entrenador y uno de los que más empuja por el crecimiento de la institución. Este doble rol le demanda mucha atención y tensión, pero lo lleva adelante con el compromiso que deja entrever tanto dentro como fuera del rectángulo de juego. En síntesis, una voz más que autorizada para reflejar lo que fue y será en la vida de Pompeya.

¿Cómo fue el 2019 de Pompeya?

Creo que el 2019 para lo que fue Pompeya fue un año que fue de menor a mayor, en todas las categorías. La verdad que no empezamos de la mejor forma el año, en mayores tuvimos que tener un cambio en el cuerpo técnico porque el entrenador que venía desde el 2009 dejó el cargo por problemas personales, entonces junto con Dante, mi compañero en las categorías formativas, y con Diego, el preparador físico, nos hicimos cargo. Los primeros meses se nos hizo complicado afianzar la idea, cambiamos el esquema, tuvimos jugadores nuevos y en la primer parte del año nos tocó terminar en las últimas posiciones de la tabla. A mitad de año tuvimos la posibilidad de jugar el Regional en Bahía Blanca, terminamos cuartos y la verdad hicimos un gran torneo, y la última parte del año llegamos a semifinales, realizamos un gran torneo, y creo que quedaron un montón de cosas positivas para trabajar durante este año 2020.

Y en categorías formativas, hubo un gran crecimiento de los chicos, tanto en lo individual y en lo grupal, concluimos con buenas posiciones los Súper 4 de fin de año, y había muchísima motivación por el lado de los chicos para seguir con estos proyectos, la verdad que hubo un gran crecimiento y esos se ve año a año, y vimos el 2019 como un gran año que nos dio un envión muy importante para  el 2020.

¿Cómo fue competir con equipos con más rodaje y más experiencia en Primera?

Los primeros años en mayores se nos hizo muy complicado. Nos habíamos planteado que estábamos formando un plantel a futuro, tuvimos muchísimos cambios al principio, jugadores nuevos, algunos que fueron dejando, y la verdad que fue duro y complicado. Había mucha diferencia física, en lo deportivo, en la experiencia, pero con el paso del tiempo este rodaje es algo positivo porque tenés partido de mucha exigencia, mucha regularidad durante todos los fines de semana, y eso hace que cuando tengas que ir a jugar un torneo Nacional o Regional tengas un rodaje importante. El nivel de competencia dentro de la Liga es muy lindo, son partidos que son vistosos para ver, creo que hay una buena organización de parte de la Asociación que ayuda a que haya mayor cantidad de partidos, y también apunta y ayuda a los equipos que somos más nuevos a tomar de motivación a equipos como Once Unidos, multi Campeón, Acha, con la historia que tiene, Norte, que hace tantos que esta, Maipú, que no hace tanto que está pero tiene un muy buen equipo, Punto Sur, Olavarría, son equipos que hace años que están y motivan a los equipos nuevos a querer seguir creciendo.

¿Que habían planificado para este 2020? ¿Cómo les afectó la Pandemia?

La planificación para este 2020 era continuar con ese progreso que habíamos logrado en el 2019. Íbamos a sumar la categoría menor masculino que el año pasado compitió únicamente de forma amistosa, jugó la Copa Mar del Plata y tuvo rodaje para llegar a la competitiva de la mejor forma posible. También íbamos a sumar Mayores Damas, que eso lo íbamos a hacer por primera vez para que jueguen la Liga Promocional. La verdad que era un año en el cual tenemos un gran crecimiento a nivel estructural en la institución y queremos seguir motivando a este crecimiento, somos un club que cada año crece más y más, queríamos continuar con esa idea de seguir peleando en los primeros puestos, queríamos repetir estar de vuelta entre los 4 mejores, queríamos que las categorías formativas tengan la oportunidad de ser competitivas, aún seguimos teniendo esos objetivos, tenemos la mente positiva de que vamos a poder volver a competir en este año, creo que es lo que todos queremos, pero bueno, la Pandemia.

Nos afectó que perdimos ese trabajo sostenido, ya que tuvimos dos semanas nada más de entrenamientos en la cancha, perdimos lo lindo que es el entrenamiento con nuestros compañeros, el día a día, el contacto con los jugadores, el no poder competir, creo que todos extrañamos los fines de semana de viaje, sobre todo los más chicos, pero bueno, creo que es importante mantener los objetivos y seguir pensando que pronto vamos a volver a las canchas.

¿Siguen entrenando? ¿Cómo son los métodos de trabajo que están llevando adelante? ¿Cómo se hace para tener a todos los chicos motivados en este contexto?

Seguimos entrenando, hacemos mucho énfasis en la preparación física, tenemos el PF que realiza las rutinas semanalmente, estamos realizando un trabajo progresivo desde los primeros días de la cuarentena, la verdad que nunca dejamos de entrenar. Siempre tratamos de hacer reuniones por Zoom para mantenernos todos en contacto, saber que estamos bien, seguir manteniendo la unión como equipo, realizar algún comunicado, la verdad que es importante. Se les dio la oportunidad de entrenar en sus propios horarios, pero manteniendo el entrenamiento, sabiendo que hay muchos chicos que estudian y trabajan. No lo hacemos de forma presencial, como si lo hacen algunos equipos, pero si tratamos de mantenernos en contacto. La idea es mantener la parte física, aunque sabemos que lo más importante es el Handball, pero bueno, hay veces que no hay espacio físico, los materiales no lo tienen todos, como para hacer algo específico, pero seguimos manteniendo la importancia de seguir bien físicamente.

La motivación va por el hecho de mantener el contacto entre nosotros por Zoom, Whastapp, y llevarle calma a los chicos, tratar de que no les gane esa ansiedad por volver a jugar, saber que todos estamos de la misma forma, que el encierro no ayuda mucho, pero bueno. Creo que hoy en día el tener la posibilidad de salir a caminar, de poder realizar un parte física fuera de casa a la mañana, poder andar en bici, motiva mucho a los chicos a seguir entrenando.

¿Cómo es llevar adelante el doble rol de ser jugador y entrenador?

El Rol de entrenador y de jugador es una exigencia grande, te demanda mucho tiempo, tiene que haber una buena planificación de los entrenamientos para poder llevar a cabo las cosas de la mejor forma. Creo que en el entrenamiento se hace mucho énfasis en la parte técnica y, a veces, no podés entrenar de la mejor forma como jugador, cumplís bien con tu rol de entrenador y no tanto con el de jugador, los primeros meses se me complicaban, pero bueno, es importante tener un buen grupo de trabajo como lo es nuestro cuerpo técnico, en el cual compartimos las ideas, realizamos una buena planificación y llevamos los entrenamientos de la mejor manera, pero a veces hay que realizar correcciones, volver a plantear una actividad, repasar cosa que ya estuvimos trabajando, hacer algún análisis del partido que se jugó. También es muy importante el saber escuchar, mantener los pies sobre la tierra, tener humildad, saber separar lo que es la amistad, ser el compañero, a la figura del entrenador. Es una exigencia grande y es una buena experiencia para vivir. Creo que es importante tener un grupo unido que entienda tu idea, que la comparta, y creo que esa fue la clave para llevar adelante y terminar el año anterior de la mejor forma y con un gran nivel de Handball.

¿Cómo pensas que va a ser todo después de que pase todo esto?

Volver a competir y entrenar va a ser algo muy lindo y es algo que todos estamos esperando desde el primer momento. En lo deportivo no va a tener tantas modificaciones, si en los primeros momentos, por el tema de mantener los protocolos y seguir haciendo hincapié en lo que es la higiene y el cuidado de la salud. Son cosas que a nivel sociedad, y en el deporte, llegó para quedarse. Entender que la higiene personal es muy importante, y que el cuidado de la salud de todos nosotros es muy importante. Creo que la Asociación y los Clubes lo manejaron de la mejor forma desde el primer momento, desde que se decidió suspender, porque era muy importante cuidar la salud de los jugadores y jugadoras. Al principio tenemos que mantener los protocolos para que la cosa salgan de la mejor manera, esperando que vuelva la competencia con la felicidad de volver a hacer lo que tanto nos gusta.

Seguinos en Facebook!

Seguinos en Twitter! @asabaloficial